Historia

Inicio / Historia

El 15 de abril de 1994, en un terreno cedido por la ilustre Municipalidad de Coronel, en Escuadrón Sur, frente a la población de Lagunillas en Coronel; Monseñor Antonio Moreno Casamitjana, Arzobispo de la Arquidiócesis de la Santísima Concepción, bendijo la Primera Piedra del que sería el Instituto de Humanidades de Coronel al interior de esta se encuentra un pergamino en el que se lee:

Se bendice la primera piedra de este colegio del Arzobispado de la Santísima Concepción, mediante cuya construcción la comunidad escolar del Instituto de Humanidades Alfredo Silva Santiago, de Concepción, desea testimoniar su espíritu de amor al prójimo, su pertenencia a la iglesia Católica, su fidelidad y gratitud a sus pastores y su eterna consagración a Cristo Rey”.

El 18 de julio de 1994 Monseñor Moreno promulgó el decreto de creación de este colegio católico diocesano denominado “Instituto de Humanidades de Coronel”. De esta manera queda demostrado que gracias a los aportes, humanos y materiales del Instituto de Humanidades “Alfredo Silva Santiago” de Concepción, se logra tan loable obra. Además, en el mismo Decreto, el Señor Arzobispo declara esta creación como una contribución y servicio de la Iglesia a las familias de la ex zona del carbón; el mismo decreto Arzobispal contiene el nombramiento de su primer Rector y Representante Legal, Sr. Gastón Molina Serrano.

Con fecha 1° de Marzo de 1995, acorde con lo establecido en el comodato suscrito con la ilustre Municipalidad de Coronel, inicia sus actividades escolares de esto nuevo Instituto, atendiendo a 352 alumnos, de ambos sexos, distribuidos en 11 cursos de Primero a Quinto Básico, asumiendo el desafío de crecer anualmente en un nivel, hasta llegar a completar la Enseñanza Media.

Transcurrido el primer semestre de funcionamiento, el 30 de junio de 1995 el Ministerio de Educación promulga la Resolución de Reconocimiento Oficial del Establecimiento.

El tercer año de vida, cuando se enfrentó la urgente necesidad de ampliar las instalaciones del colegio, los recursos aportados por la Fundación Educacional Enrique Curti Canobbio, permitieron levantar la segunda etapa del local. Así en reconocimiento de tal gesto, el señor Arzobispo, de la época, solicita al Ministerio de Educación, la autorización para homenajear a tan ilustre ciudadano incorporando su nombre al del colegio, pasando a denominarse oficialmente “Instituto de Humanidades Enrique Curti Canobbio” a contar del 10 de Noviembre de 1997.

La comunidad escolar se fue consolidando y los niños y niñas se fueron haciendo jóvenes y señoritas y según lo previsto, en 1999 se forma el Primer año de Enseñanza Media, para crecer anualmente mediante la creación de un nuevo nivel, hasta que en el año 2002 se cierra el ciclo con la primera generación de Licenciados de Enseñanza Media Científico Humanista.

Desde que el colegio era una idea y hasta nuestros días, ha sido acompañado muy cerca por nuestros pastores, empezando por Monseñor Antonio Moreno C. sus Obispos Auxiliares, los Párrocos de la zona del Carbón en cuyos inicios se destaca especialmente el aporte al crecimiento de nuestra fe al Padre Rafael Samper.

Nuestro primer himno oficial, fue el legado del Instituto de Humanidades “Alfredo Silva Santiago” expresa en sus versos:

Quiso Dios poner en nuestra tierra

Un puñado de gente con fe

Y hoy la patria recibe mil voces

De chilenos que la hacen crecer”

Con posterioridad, el Arzobispado de la Santísima Concepción, entregó a la Fundación Educacional Cristo Rey, la responsabilidad sostenedora sobre el establecimiento.

El año 2006, el colegio abrió sus puertas a la enseñanza pre básica, a partir de la creación de dos cursos de Segundo Nivel de Transición.

En la actualidad, el colegio tiene una población aproximada a los 1100 alumnos distribuidos en dos cursos por nivel, desde Kinder a Cuarto Medio, la que funciona en dos jornadas de clases.

Habiendo completado el año 2009, la construcción de su gimnasio, perfila dentro de sus próximos objetivos, dotar al establecimiento de la infraestructura necesaria para instaurar la Jornada Escolar Completa.

El tiempo ha transcurrido. Con orgullo, trabajo y humildad, nuestro colegio se ha consolidado en la Comunidad Coronelina, aledaña y regional, a partir de su labor pastoral, evangelizadora, misionera y sacramental; la que se une a la búsqueda constante de una educación de calidad, inclusiva y en equidad para sus alumnos.

Un colegio, cuya historia está en el seno de la iglesia católica y por tanto lleva arraigadas grandes responsabilidades educativas y por sobre todo valóricas, donde resaltan en su Proyecto Educativo desde su lema misionero, Cristo y María Santísima, como los modelos a seguir, para hacer en el prójimo vida el amor y la caridad, fundamento angular del cristianismo.

Hoy en el nuevo siglo y milenio, seguimos abriendo las puertas, a quienes en esta zona litoral e histórica, optan por una educación integral basada en la fe católica.

Instituto el camino que quiero alcanzar

Mi presente y futuro en simientes de paz

Instituto mi herencia fundada en Cristo Rey

Por la Patria nuestra fe y Coronel”.